Día del deportista

Alimentación y deportes
Alimentación y deportes
Cuando nos disponemos a realizar un deporte tenemos que estar preparados tanto mental como físicamente, es por eso que alimentación saludable y equilibrada en un aspecto fundamental en la vida de todo deportista.
Ya todos sabemos que el mejor complemento de un deportista es una buena alimentación, ¿entonces por qué a veces solemos olvidarlo?
 
Al realizar cualquier tipo de actividad física (deporte, danza, acrobacia, etc.) el cuerpo consume grandes cantidades de energía ya que quema grasas e hidratos de carbono presentes en el organismo.  
En muchas ocasiones subestimamos la importancia de alimentarnos correctamente antes de realizar ejercicio, ya sea por falta de tiempo (vamos al gimnasio directo del trabajo) o por falta de preparación (nos lanzamos a practicar deportes con el estómago vacío). Esto es sumamente perjudicial para el cuerpo, además que afecta el desempeño de la actividad física.  
 
La dieta ideal tiene en cuenta las necesidades individuales, el deporte realizado y  las características de los entrenamientos (intensidad, frecuencia y horarios).
Un buen estado de nutrición no se logra mejorando nuestra alimentación uno o dos días previos a la competición, sino que es el resultado de unos hábitos alimentarios correctos practicados día a día, durante mucho tiempo y con regularidad.  
Te compartimos algunos consejos claves para lograrlo:
1) Una dieta equilibrada distribuida en cuatro comidas al día, que incluya: verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites.
2) Un buen desayuno, esencial para un óptimo rendimiento.
La nutricionista argentina especializada en deporte Marcia Onzari señala que una alimentación que mejore el rendimiento físico comienza por el desayuno.  Recomienda incluir pan, galletitas (de agua o harina integral) o cereales (pueden consumirse también bajo la forma de granola), frutas y lácteos (yogurt, un trozo de queso, leche).  
3) Colaciones: hay que tener en cuenta el horario del entrenamiento, intentando siempre tomar algún alimento unas dos horas antes del mismo, y al finalizar el esfuerzo. Una barra de cereales, una fruta, un yogur con cereales o un sándwich (por ejemplo, de queso y varias verduras) ayudará a no perder la energía.
4) La importancia de estar bien hidratado.  
El Consejo Superior de Deportes de España, en su guía de Alimentación, Nutrición e Hidratación en el Deporte, recomienda hidratarse, antes, durante y después del ejercicio:
 
Lo más importante, si realizamos actividad física regularmente, es tomar consciencia de lo que nuestro cuerpo necesita y adoptar hábitos alimenticios equilibrados para recargar las energías que se consumen. Es por eso, que este tipo de alimentos deben formar parte de la dieta diaria.  
 
A continuación te dejamos algunas recetas ideales para comer antes o después de hacer deportes:
 
 
 
 
 


Volver

Comentarios