Animal

Día del Animal
Día del Animal
Ellos son nuestros compañeros incondicionales que nos dan todo su amor sin pedir nada a cambio, por eso el sábado 29 festejamos su día especial. En la siguiente nota, te contamos cómo surgió esta fecha y cómo podés aportar tu granito de arena para ayudar a los animales.

 

Porque no hay nada más lindo que llegar a casa y que te reciba tu mascota, feliz de volverte a ver. Ellos, que llenan de amor y alegría todos los hogares solamente con su presencia, merecen un día especial.

 

El Ministerio de Educación de la Nación cuenta que el Día del Animal se instituyó en

1908 por inspiración de Clemente Onelli, entonces director del Jardín Zoológico de Buenos Aires, y de Ignacio Lucas Albarracín, presidente de la Asociación Protectora de Animales.
Ese año, se hizo un acto oficial en el zoológico. Dos décadas más tarde (el 29 de abril de 1926), Albarracín falleció y, desde ese momento, se designó la fecha que hoy conocemos.
Un dato curioso: el 29 de abril se celebra solo en Argentina. La versión internacional se llama "Día Mundial de los Animales" y se festeja cada 4 de octubre. Recuerda el fallecimiento de San Francisco de Asís, quien reconoció la presencia de Dios en todas las criaturas.
El doctor Albarracín, además de ser uno de los fundadores de la Sociedad Argentina Protectora de Animales, es el que propuso e impulsó la Ley Nacional de Protección de Animales (N° 2786), en la que quedaba establecido por primera vez en la historia argentina, la obligatoriedad de brindar protección a los animales para impedir su maltrato y caza.
El 29 de abril de 1926, Albarracín falleció a los 75 de un paro cardíaco y, en su homenaje, el Día del Animal comenzó a celebrarse con la fecha que actualmente conocemos.

 

En "ª"ŽEssen"¬ estamos comprometidos con el Refugio Canino Venado Tuerto porque entendemos la importancia de cuidar y proteger la vida de los animales en situación de calle. En muchas ocasiones, existen personas que tienen ganas de colaborar pero no saben cómo o su situación económica no se lo permite, pero sólo es cuestión de voluntad. Si querés ayudar, podés hacerlo de muchas maneras:

 

  • Doná tu tiempo: hacete voluntario de un refugio de animales.

  • Divulgá a través de redes sociales la tenencia responsables de los animales y sus cuidados.

  • Doná tus sábanas, toallas o frazadas viejas a los refugios caninos, ya que pueden servir de camitas a las mascotas sin hogar.

  • Guarda aquellos periódicos viejos y déjalos en el refugio más cercano. Muchos refugios y grupos de rescate usan los periódicos viejos para ponerlos en el suelo o para limpiar.

  • Si conocés de algún animal en situación de calle o que se dé en adopción, publicalo a través de las redes sociales para facilitar el proceso de divulgación.

  • Unite a una asociación protectora de animales ya establecida para colaborar.

 

¡Con tu ayuda, podemos hacer que cada vez sean más los animales con hogar!

 


Volver

Comentarios