¿Hacés deporte? ¿Sabés cómo cuidar tu alimentación?
¿Hacés deporte? ¿Sabés cómo cuidar tu alimentación?
La nutrición y el deporte van de la mano.

 

Cuando realizamos actividad física, y acá aclaramos que no es necesario ser un deportista de alto rendimiento para tenerlo en cuenta, la alimentación juega un papel clave en nuestra performance y hasta puede convertirse en un riesgo si no nos preocupamos por este punto.

 

Una alimentación inadecuada puede disminuir nuestra energía, influir en los objetivos de nuestro entrenamiento, reducir nuestro rendimiento, aumentar el riesgo de lesiones e interferir en nuestra recuperación.

 

Si practicamos deporte o ejercicio moderado vamos a obtener muchos - y muy buenos - beneficios, como por ejemplo la activación de la circulación linfática y de la circulación sanguínea, oxigenación de nuestros pulmones, aumento de la energía, mejor rendimiento del sistema inmunológico y generación de endorfinas, las hormonas del bienestar. Para obtenerlos, la alimentación debe ser muy equilibrada.

 

Ahora, ¿qué debemos tener en cuenta para lograr una alimentación acorde a nuestras actividades?

 

Sabemos que las necesidades de cada persona son diferentes y de eso dependerá la cantidad de calorías que debemos incluir en nuestra ingesta diaria. Las calorías miden la energía que obtenemos de los alimentos y las obtenemos a partir de tres tipos de nutrientes: hidratos de carbono, proteínas y grasas:

 

- Los hidratos de carbono son la mayor fuente de calorías del cuerpo y proporcionan ráfagas rápidas de energía. Algunos ejemplos son: pan integral, papas, arroz integral, avena y porotos.

 

- La grasa es otra fuente importante de calorías. En pequeñas cantidades, la grasa es una fuente de combustible clave. Hay que intentar elegir las no saturadas, presentes por ejemplo en el aceite de oliva y frutos secos.

 

- La proteína se encuentran en alimentos como carne, huevos, leche, porotos fríjoles y frutos secos y ayudan a generar músculo.

 

 

Para mantenernos sanos, hay que plantearnos una dieta equilibrada, rica en nutrientes que debe incluir alimentos llenos de calcio, hierro, potasio y fibra. También necesitamos vitaminas fundamentales, tales como A, C y E.

 

Mantenernos hidratados es igual de importante que mantener una dieta balanceada ya que, cuando hacemos ejercicio, perdemos mucha agua a través de la transpiración. El agua es la mejor manera de rehidratarse.

 

No dudes en consultar a un especialista para que juntos diseñen lo que sea mejor para vos.

 

¡Mucha fuerza y a seguir ejercitándose!

 

FUENTES:

https://www.axahealthkeeper.com/blog/dieta-para-deportistas-que-comer-en-funcion-de-tu-entrenamiento/

https://shawellnessclinic.com/es/shamagazine/10-consejos-de-alimentacion-para-deportistas/

https://es.familydoctor.org/nutricion-para-deportistas/

 



Volver

Comentarios