Huevos para todos
Huevos para todos
Conocé todas las maneras de cocinar a la perfección el ingrediente más versátil para tus comidas
Queremos hacerte la vida más simple para que puedas disfrutar con los que más querés. Te dejamos esta guía rápida y sencilla para que aprendas a preparar huevos para acompañar cualquier comida. ¡Empecemos!
 
CON CÁSCARA
 
HUEVOS PASADOS POR AGUA
Herví los huevos en agua durante 3-4 minutos. Cuando estén listos, sacalos con una espumadera, colocalos en una huevera y cortale la punta. La clara debe estar cocida y la yema, líquida.
 
HUEVOS DUROS
Meté los huevos en agua hirviendo durante 10 minutos. Cuando estén cocidos, pasalos inmediatamente por agua fría para evitar que se pongan grises alrededor de la yema. A continuación, pelalos y reservá hasta servir.
 
HUEVOS MOLLET 
Poné los huevos a cocer en agua a 62ºC durante 45 minutos. Importantísimo poner sal y pimienta al servir.
 
 
SIN CÁSCARA EN AGUA
 
HUEVOS ESCALFADOS y HUEVOS ESCALDADOS
Para que queden bien, usá una olla que sea poco honda y unos huevos muy frescos. Si querés calcular el tiempo exacto, no hagas más de 4 huevos a la vez.
 
Huevos escaldados: Al agua hirviendo agregale una cucharada de vinagre y no agregues sal. Apagá el fuego, rompé los huevos y tapalos. Dejalos descansar durante 3 minutos.
 
Huevos escalfados: Colocá un papel film en un bowl o vaso con una gota de aceite. Rompé el huevo y metelo en el interior. Armá un paquetito con el film y usá un piolín para atarlo en la dirección contraria a las agujas del reloj y hacele un nudito. Meté el huevo en agua fría y dejá que se cocine unos 4 minutos sin que el agua hierva fuerte. Sacalo de la olla y rompé el paquetito antes de comerlo. 
 
HUEVOS COCOTTE
Poné los huevos en cazuelitas untadas con manteca, agregale 2 cucharadas de crema y condimentalos como más te guste. Cocinalos a baño María de 6 a 8 minutos.
 
EN UN MEDIO GRASO
 
HUEVOS FRITOS
El huevo frito perfecto tiene la yema líquida y la clara un tanto cruda. Necesitás un poco de aceite y un huevo a temperatura ambiente. Colocá una cucharada de aceite en la sartén y llevá al fuego. Dejá que se caliente sin que se queme y rompé el huevo. Cociná durante un par de minutos y ayudate con una espátula para levantar el huevo por los bordes. Si querés que la yema quede un poco más seca, lo que podés hacer es tapar la sartén y cocinar el huevo durante unos tres minutos.
 
HUEVOS REVUELTOS
El truco para que te queden cremosos consiste en cocinarlos a fuego lento y removerlos con paciencia todo el tiempo. Nunca intentes hacerlos con apuro, te van a quedar duros y grumosos. Batí los huevos salpimentados durante un minuto. Cubrí la base de la sartén con aceite de oliva y, cuando esté caliente, tirá los huevos. Movelos constantemente a fuego lento de 5 a 8 minutos. Retirá de la sartén y seguí mezclando por un par de minutos.
 
OMELETTE
El omelette perfecto tiene que tener un punto de cocción babé, es decir jugosa y en su superficie debe ser un tanto pálida. Para que te quede así, batí los huevos sin hacerlo en exceso. Calentá la sartén a fuego fuerte, incorporá el aceite y añadí el batido. Controlá la cocción sacando la sartén del fuego para que se cocine sin tomar coloración.
 
FUENTES:
 
https://placeralplato.com/basicos/formas-cocinar-huevos
http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/en_la_cocina/trucos_y_secretos/2013/05/16/216723.php
 


Volver

Comentarios