Año Nuevo

Nuevo año, nuevos objetivos
Nuevo año, nuevos objetivos
Los inicios de año son esos momentos en los cuales nos planteamos proyectos, nuevas metas y objetivos. Los aires de un nuevo año parecen darnos la fuerza y el empuje necesario para proponernos a nosotros mismos desafíos personales, familiares o laborales, que en muchos casos suelen quedar en el camino a los pocos meses. ¿Cómo hacer que esto no suceda? ¿Cómo mantenernos enfocados en nuestros verdaderos deseos y motivaciones?
Los inicios de año son esos momentos en los cuales nos planteamos proyectos, nuevas metas y objetivos. Los aires de un nuevo año parecen darnos la fuerza y el empuje necesario para proponernos a nosotros mismos desafíos personales, familiares o laborales, que en muchos casos suelen quedar en el camino a los pocos meses. ¿Cómo hacer que esto no suceda? ¿Cómo mantenernos enfocados en nuestros verdaderos deseos y motivaciones?
 
1. Planificar. La planificación y la organización es la base de todo. Es muy difícil emprender un nuevo proyecto si no ordenamos primero nuestros tiempos y actividades. Lo ideal es armar un plan de acción (aunque no sea muy específico) en el cual podamos delinear el camino a seguir para llegar a los objetivos. 
 
2. Poner prioridades. Este es un paso fundamental y que debemos realizar a conciencia. Es importante que nos tomemos un momento personal para pensar cuáles van a ser las prioridades de este año. 
 
3. Fijar metas. Es lo que nos va a permitir ir avanzando en nuestro camino. Poner pequeñas metas con fechas determinadas y objetivos específicos nos va a impulsar a alcanzar los logros finales.
 
4. No rendirse ante las dificultades. Siempre nos vamos a encontrar con piedras en el camino. La clave es tropezar, aprender y seguir adelante. De los errores y los momentos difíciles sacaremos la fuerza para lograr todo lo que queremos. 
 
5. Disfrutar los logros. Resulta raro plantear esto como un paso más, pero es fundamental tomarnos un momento para analizar todo el recorrido hecho, y disfrutar las metas alcanzadas. Además de que nos merecemos este momento de satisfacción personal, nos sirve de aprendizaje para encarar nuevos proyectos.  
 
Aunque los inicios de año sean momentos especiales en los cuales parece haber un impulso extra para proponernos nuevos objetivos, tenemos que tener en cuenta que cada día nos da la oportunidad de emprender eso que tanto deseamos. ¡Nunca es tarde para empezar!
 
Les deseamos que tengan un 2017 lleno de logros, aprendizaje y sobretodo mucha felicidad. 
 


Volver

Comentarios